Dedicatoria : Robert Louis Stevenson |Bosque de Fantasías

Dedicatoria : Robert Louis Stevenson

Dedicatoria : Robert Louis Stevenson


Robert Louis Stevenson

Se cumplen 164 años del nacimiento de Robert Louis Balfour Stevenson. Este escritor escocés, no se distinguió de manera especial por su cultivo de la literatura para niños. Sin embargo, a pesar de ser, fundamentalmente, escritor de otros géneros como las crónicas de viaje, los ensayos o la novela histórica, Stevenson también trabajó las novelas de aventuras. Es por esto por lo que queremos traeros hoy a este escritor. Queremos reivindicar la importancia del mismo en el terreno de la literatura fantástica y juvenil, con obras como La Isla del Tesoro; y lo hacemos, en el día del aniversario de su nacimiento.

Aunque Stevenson, efectivamente, nunca pareció tener un interés especial en trabajar o adaptar sus contenidos al público más joven, sus textos sí han sido adaptados en numerosas ocasiones para el público infantil, dada la cantidad de aventuras y peripecias, y en definitiva, el gran juego e interés que ofrecen sus textos a este sector. Influenciado por otros escritores como el novelista inglés Sir Walter Scott, escritor de títulos clásicos como Ivanhoe, Stevenson escribiría su primer libro histórico con apenas dieciséis años. Enfermo desde sus primeros años de infancia, Stevenson moriría tempranamente a la edad de 44 años de un ataque cerebral, producto, quizá, de la tuberculosis que había acarreado durante años. Él mismo dejaría constancia en sus escritos de la mala salud que padeció durante toda su vida.

En 1886, en mitad de su carrera, Stevenson escribiría probablemente su obra más importante, y más versionada de todas: El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde. Historia que ha traído incluso versiones cinematográficas, tan curiosas, como El Profesor chiflado o Mary Reilly. Una historia que trata el tema de la dualidad del ser humano y de la elección entre el bien y el mal, algo muy debatido en el siglo XIX en el cual vivió el escritor. Una idea, la de la dualidad interna, que probablemente también le motivase a imaginar su compleja vida personal.

Sin más, os dejamos con una de las adaptaciones infantiles de esta obra.

«Debo seguir una senda tenebrosa. Pesa sobre mí un castigo que no me es dado describir, y corro un peligro del que no debo hablar. (…) Jamás imaginé que esta tierra fuese morada de dolor y espanto como los que me han tocado en suerte»

Doctor Jekyll

Publicado el

noviembre 12, 2014

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

¡NO TE PIERDAS NUESTRO VÍDEO!