Cuento: El rosal más hermoso | Bosque de Fantasías

Cuento: El rosal más hermoso

Cuento: El rosal más hermoso


El rosal más hermoso



Hace muchos años en un pueblo del cual no recuerdo el nombre, existió una vez un rosal grande y lleno de hermosas rosas rojas, tan rojas como los corales que el mar mece en sus profundidades, observarlo era maravilloso y oler el dulce aroma de sus flores llenaba de alegría.

Este rosal era admirado por todos los habitantes del lugar y muchos viajeros de todas partes del mundo, que iban siempre al parque donde estaba sembrado a visitarlo.

Todos los rosales que vivían en aquel parque sentían un poco de envidia, porque las personas no solían prestarles demasiada atención y se olvidaban de ellos, tanto fue así que poco a poco se fueron olvidando de regarlos y de podarlos, mientras al hermoso rosal le daban todos los cuidados que necesitaba.

Ni siquiera las abejas querían besar otras rosas que no fueran las de aquel rosal de rojas y tiernas flores, pero aunque este rosal era de grandes proporciones y tenía muchas rosas, pronto empezó a recibir más abejas de las que sus rosas podían alimentar. Las abejas se peleaban entre ellas por las mejores rosas y creaban un sinfín de problemas.

Las personas y también los jardineros, dejaron de visitar y cuidar el rosal, debido que siempre que se acercaban acababan con alguna picadura de abeja.

De esta manera, al pueblo dejaron de llegar viajeros y los jardineros se marcharon a otro lugar a buscar trabajo, y no quedó nadie para cuidar los rosales de aquel parque.

El rosal se comenzó a marchitar, las abejas poco a poco se fueron y lo dejaron tranquilo. Pero el pobre rosal ya no era el de antes, estaba cansado, sin hermosas flores en su cuerpo y empezaba a secarse.

Los demás rosales, al ver a su compañero triste y deprimido, le animaron para que intentara reponerse.

  • ¡Vamos amigo, anímate! – le decían-. Nosotros llevamos años sin que nadie nos preste atención, ni nos cuide y míranos ahora. Somos grandes y fuertes, aunque nuestras rosas no sean tan bonitas como las tuyas.”

El rosal que hacía tiempo que no se fijaba en sus compañeros, comprobó que, ciertamente habían crecido mucho, y sus flores eran muy hermosas, sus espinas verdes y suaves.

  • Supuse que les caía mal y que tenían envidia de mí -les dijo el marchito rosal a los demás rosales.”
  • Eso era antes de ver lo que ocurre cuando eres el centro de todas las miradas-le dijo el rosal más viejo – pasamos tanto tiempo mirando como poco a poco te volvías más hermoso, que ahora que estas casi marchito, nos hemos dado cuenta que eres igual que nosotros, y ahora que necesitas ayuda, estamos dispuesto a dártela”
  • No nos gusta verte así, eres nuestro compañero -dijo otro rosal un poco más joven-. Si todos somos grandes y hermosos volverá la gente, y nos cuidarán más, y las abejas se repartirán entre todos. Debemos trabajar unidos y ayudarnos entre nosotros.

El rosal, que estaba sorprendido por esto, decidió hacer caso a sus amigos, y en poco tiempo se esforzó por recuperar su alegría y sus flores. Mientras tanto, las abejas que lo habían abandonado, fueron volviendo a los demás rosales y polinizando sus flores. De esta manera las personas nuevamente comenzaron a visitar el parque, ya libre de enojadas abejas, para observar los tiernos botones, oler el dulce aroma de las rosas, y por supuesto, volvieron a cuidarlos.

De pronto un día una abeja se posó en una de rosas jóvenes que habían nacido en aquel rosal ya recuperado, este se llenó de vida y alegría de nuevo y nunca más volvió a quedar un solo rosal triste en aquella ciudad…

“Unas cuantas palabras de aliento pueden ayudar incluso a un marchito rosal a recuperar sus rosas, ya que el apoyo y el cariño de tus amigos, que continuamente comparten contigo, es tan importante como el agua al rosal. Porque cuando los compañeros se ayudan entre ellos, nada en imposible.”

 

rosas

Publicado el

diciembre 29, 2015

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

¿TE GUSTAN LOS JUGUETES?
¡SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL!

suscribete-imagenes