CUENTOS DE BRUJAS ® Historias infantiles de brujas malas y buenas

Cuentos de brujas para niños

Cuentos de brujas tradicionales

Los cuentos infantiles de brujas son unos de los más tradicionales. Sin embargo, rara vez son las protagonistas de los mismos, pues tienden a ser esa pieza de la historia que invita a los niños a discernir entre el bien y el mal. Podemos ver esta idea en cuentos clásicos como Hansel y Gretel, Blancanieves…y muchos otros cuentos más.

La literatura también ha hecho que sea típico imaginarse a una bruja volando sobre una escoba, con verrugas, con una nariz grande y puntiaguda o con un cierto grado de maldad provocado habitualmente por la envidia.

Esta figura tan típica ha pasado de generación en generación en el mundo occidental gracias a los cuentos y también a las películas que así nos la muestran. Sin embargo, los cuentos infantiles de brujas no tienen que ser siempre así de aterradores y por eso también hay brujas lindas, brujitas buenas…Presentar a este mítico personaje de otras formas abre un gran abanico a la imaginación y presenta de forma amena y divertida determinados valores como si de cualquier otro personaje se tratara.

Valores que enseñan los cuentos de brujas

Reconocer la envidia en el ser humano

Por lo general las brujas malas guardan mucho rencor hacia las personas que consideran causantes de sus desgracias.  Dicen que cada verruga representa una maldad consumada y que para que se quiten es necesario hacer el bien a otros, por eso muchas brujas terminan con un final feliz.

Si se seleccionan estos cuentos de brujas para leer es importante resaltar a los niños la idea de que la belleza está relacionada con nuestros actos, más que con una belleza física, y que la belleza interior tarde o temprano se refleja en nuestro cuerpo. Estas historias son un tipo de cuento ideal para la noche de Halloween, para cumpleaños con temática de brujas o para cualquier momento que uno desee compartir con sus hijos hablando de la importancia de no desear el mal ajeno.

El respeto a lo diferente

En otra época las brujas estuvieron relacionadas con la hechicería, con la adivinación o con la lectura de manos o las curaciones de males con plantas. En realidad estas personas nada tenían que ver con la brujería, pues se trababan en realidad de personas que tenían ciertas facultades o muchos conocimientos y que por ello no eran bien aceptadas en las sociedades de entonces.

Sin importar si creemos en esto o no, uno de los valores más importantes que resaltan los cuentos de brujas para niños es el del respeto a las diferencias y las creencias, por eso son bonitos  cuentos infantiles para contar en cualquier época del año además de en Halloween.

Nombres de brujas en los cuentos cortos infantiles

Además del físico, otra característica de las brujas de los cuentos es la posesión de un nombre misterioso. Maléfica, por ejemplo, ha sido uno de los nombres elegidos por las historias de Walt Disney para sus cuentos de brujas infantiles. Otros nombres posibles pueden ser, Bellatrix, como el de la bruja de Harry Potter, o Circe, nombre de la mitología griega que hace referencia a una hechicera con el poder de transformar a las personas en animales, un poder que ha sido concedido en la historia a las brujas. También encontramos otros nombres curiosos como el de Úrsula, la bruja malvada del cuento de La Sirenita.