CUENTOS DE DRAGONES ® Divertidas historias cortas para niños

Cuentos de dragones para niños

La importancia de los valores en la infancia

Los cuentos de dragones son especiales para los niños, pues siempre prometen muchas dosis de aventuras. Muchos niños y niñas se emocionan con la idea de que los dragones lancen fuego y muestren sus colmillos afilados cada vez que quieran comerse a alguien, por ejemplo, pero también con la idea de dragones buenos dispuestos a salvar el mundo.

Sea como sean, lo cierto es que los dragones son seres de la literatura capaces de despertar al máximo la imaginación y el interés por un buen cuento, tanto por parte de los más pequeños como de los más mayores. Por eso también pueden ser un excelente recurso para animar a los más pequeños (o a ti mismo/a) a escribir sus propias historias de dragones.

¿Que no sabes por dónde seguir? ¡Pues toma nota de todo!

Pasos para preparar cuentos cortos de dragones

  • Céntrate en la acción del dragón

Lo ideal es que el protagonista en un cuento de este tipo sea el dragón, sea bueno o malo, porque será el que robe toda la atención del niño/a, así que céntrate y planifica muy bien la acción a partir de este personaje si deseas hacer un buen cuento de dragones para niños. Este cuento no debería ser muy largo, así que procura sintetizar los hechos y, aquello que tengas que describir más profundamente, prueba a hacerlo a través de dibujos.

  • Utiliza al dragón para mostrar valores

Cada animal o personaje de un cuento muestra unas características ideales con las que poder mostrar a los niños ciertos valores. Con los cuentos de dragones puedes enseñar a los niños lo importante que es no hacer juicios de otras personas sin conocerlas, o el valor de la protección y el amor a los seres queridos y a los seres vivos. Los dragones son figuras que pueden dar miedo o no, y que casi siempre se asocian con el personaje malo del cuento, habitualmente la bruja, pero no tiene que ser así necesariamente. Si construyes una historia en la que el desenlace demuestre que el dragón es bueno y es un amigo, habrás enseñado a los niños también la importancia de no juzgar a los otros sin conocerlos.

  • Deja implícitas las emociones del dragón

En los cuentos cortos de niños es tan importante lo que se dice como lo que se calla, así que deja implícita la emoción del dragón. Invita a los adultos a que pregunten al niño como creen que se siente el dragón y por qué. De esta manera se ayuda al niño a crear empatía hacia el personaje y hacia otras personas que pasen por la misma situación.

  • Cierra el cuento con una frase inspiradora

Es posible que los niños no se acuerden de todo el cuento al terminárselo de leer, pero lo que sí es cierto es que no olvidarán como el cuento les hizo sentirse. Por eso, prueba a cerrar el cuento con una frase inspiradora que, en definitiva, resuma la moraleja del mismo. Deja esa frase para el final del cuento, de tal manera que los niños se vayan a dormir repitiéndola. Asegúrate de que sea fácil para que el niño la entienda por sí solo.

Ahora ya tienes algunas ideas sobre cómo poder diseñar un cuento corto de dragones para niños, así que es hora de ponerse creativo y comenzar.