PERIODO JURÁSICO ▷ Dinosaurios, características y clima

EL JURÁSICO

jurásico

Información sobre el periodo Jurásico

El periodo jurásico debe su nombre a los estratos rocosos que se encuentran en las montañas Jura, situadas entre Francia y Suiza.

La vida jurásica transcurrió en un período de tiempo comprendido entre hace 203 y 135 millones de años. La evolución había comenzado a desarrollarse excesivamente en esta etapa, pero no solo para los dinosaurios. Las criaturas voladoras llamadas Pterosaurios (y comúnmente confundidas con los propios dinosaurios) comenzaron a elevarse en el aire, y los dinosaurios de la era jurásica comenzaron a hacerse más grandes, aunque seguía habiendo ejemplares pequeños.

El jurásico es la etapa en la que vivieron los dinosaurios más conocidos, gracias en buena medida a la exitosa película de Universal Studios “Jurassic Park”, que trajo una percepción completamente nueva sobre los dinosaurios, pero también más de un dato erróneo.

El comienzo del periodo jurásico

Al comienzo del jurásico los continentes de la Tierra aún estaban empastados, formando el supercontinente llamado Pangea que ya empezaba a separarse, y en ello tuvo parte la extinción menor que hubo al final del período triásico, que daría lugar a una gran cantidad de los dinosaurios del jurásico. El clima en esta etapa era cálido, seco y fuertemente estacional al inicio de la misma.

Los dinosaurios dominaron la Tierra como especie durante el jurásico, y aparecieron muchos grupos nuevos. Los gigantescos dinosaurios saurópodos, como el diplodocus y el apatosaurus, se diversificaron; los terópodos carnívoros, como el allosaurus y el compsognathus fueron también abundantes, y los dinosaurios parecidos a los pájaros también surgieron.

En cuanto a las plantas, hace unos 140 millones de años, en el período jurásico tardío, las plantas florecientes (o angiospermas) evolucionaron y fueron cambiando poco a poco el aspecto de la Tierra.

Hacia finales del período jurásico temprano (hace aproximadamente unos 190-183 millones de años) de nuevo hubo una extinción masiva menor en la que más del 80% de las especies de bivalvos marinos (como muchas almejas) y muchas otras especies de aguas poco profundas desaparecieron. La causa de esta extinción es desconocida, pero se cree que pudo estar desencadenada por la liberación de enormes depósitos de metano procedentes del interior de la Tierra (estos depósitos se forman debajo del lecho marino a medida que las algas superficiales mueren y terminan hundiéndose en el fondo del mar).

Otros animales y plantas del periodo jurásico

Los primeros mamíferos comenzaban a desarrollarse y a diversificarse durante el periodo jurásico. En esta etapa también surgió Archaeopteryx, la primera ave primitiva parecida a un dinosaurio, en concreto hace unos 150 millones de años, hacia el final del jurásico. También destacaron como veíamos los pterosaurios, reptiles voladores que eran los vertebrados más grandes jamás conocidos capaces de volar.

En los mares jurásicos había abundantes arrecifes de coral, peces, ictiosaurios (reptiles parecidos a peces), plesiosaurios, cocodrilos marinos gigantes, amonitas, calamares, tiburones y las primeras rayas. En los bosques subtropicales había muchas plantas cícadas, palmeras, helechos, gingkos y coníferas.

En el jurásico medio el supercontinente Pangea comenzó a separarse dando lugar a la separación de los continentes.

Triceratops en el bosque

Geología y clima durante el jurásico

No hubo hielo polar durante el periodo jurásico, y este motivo hizo que el nivel del mar se mantuviese más alto de lo que podemos ver actualmente. El clima era cálido y hacia la mitad del jurásico, cuando Pangea comenzó a separarse, hubo vastas áreas inundadas, bosques templados y subtropicales y arrecifes de coral.

El fin de la era jurásica

Por lo general, hacia el final de este periodo, muchos saurópodos gigantes vivieron y poblaron la Tierra y las coníferas dominaron el paisaje, pero de nuevo hubo una extinción masiva menor hacia el final del jurásico, durante la cual la mayoría de los dinosaurios, estegosaurios y enormes saurópodos murieron, al igual que muchos géneros de ammonoides, reptiles marinos y bivalvos. No se sabe qué causó esta extinción.