EXPERIMENTOS DE NAVIDAD ® Caseros y fáciles para niños

Experimentos de navidad

experimentos de navidad

Experimentos de Navidad caseros para niños

Si la ciencia es muy beneficiosa para los niños y muy divertida, ¿por qué no hacerla también como una actividad especial en Navidad? Quizá como práctica para los últimos días de cole, o para pasarlo bien en casa durante las vacaciones…Lo cierto es que no importa el dónde, sino las ganas que tengamos de aprender cosas nuevas, por eso la Navidad nos brinda una nueva oportunidad para hacerlo (y mucho más mágica y especial) con los experimentos científicos para niños adecuados.

Y si crees que es imposible que los experimentos puedan tener ese toque navideño y especial que tienen el resto de cosas típicas, como el árbol de Navidad o las figuritas de Papá Noel, es que aún no has visto todos los que te tenemos preparados y los que vendrán. ¡Todo un ejemplo de espíritu navideño y encantador!

Listado de experimentos

Ideas para encontrar experimentos científicos navideños

Dar con un buen experimento científico que además tenga que ver algo con la Navidad no es sencillo, pues entre otras cosas no es lo habitual, pero con mucha creatividad e imaginación puedes encontrar el proyecto perfecto para realizar en los días más especiales del año. ¿Qué no te lo crees? Pues ve tomando nota de nuestras recomendaciones para lograrlo:

  • Piensa en aquellas cosas que te recuerdan a la Navidad.
  • Haz una selección de palabras relacionadas con esta época.
  • Selecciona aquellas palabras que podrían tener que ver con algún experimento (por ejemplo la nieve).
  • Establece posibles experimentos factibles y asequibles para niños y anótalos en un cuaderno.
  • Inspírate en otros experimentos científicos (ya sean experimentos de física, experimentos de química, experimentos de biología…) y añádele tu toque especial y navideño a la idea.
  • Asegúrate de que el proyecto incluya una pregunta que pueda responderse con una investigación práctica.
  • Asegúrate también de que el proyecto en el que estés pensando sea absolutamente seguro y pueda realizarse con las condiciones requeridas de garantía y precaución.

La ciencia se encuentra continuamente a nuestro alrededor, y por eso es muy fácil hacerla partícipe del día a día de los más pequeños, ya sea en casa o en el colegio. Otra buena idea es pasear junto a los más pequeños y hacer que observen todo cuanto les rodea. De esta forma, los niños podrán observar la ciencia en el parque, en los viajes, en la hora del recreo, jugando con sus amigos…Además, la ciencia se basa en buena parte en la curiosidad, y como sabemos eso es algo de lo que los niños van sobrados, así que fomentarles la idea de hacer ciencia y experimentos divertidos también en Navidad puede ser muy estimulante para ellos. A través de la exploración y de una discusión posterior que les permita encontrar la lógica a este tipo de procesos y experimentos científicos, los más pequeños pueden aprender que la ciencia forma parte de sus vidas, por lo que es imprescindible en cualquier época del año.

Otras ideas para fomentar el espíritu científico en Navidad

  • Hacer nieve artificial en casa: aunque la nieve es muy típica de la Navidad, lo cierto es que no son demasiadas las zonas en las que este fenómeno se cumple justo en las fiestas navideñas. Por eso crear nieve artificial puede ser una buena opción y un gran entretenimiento. Haz “nieve” sensorial moldeable mezclando tres tazas de bicarbonato de sodio con media taza de acondicionador para el pelo de color blanco. Esta puede ser una gran actividad para hacer en familia o en clase y para despertar en los más pequeños el espíritu científico.

  • Cultiva bastoncitos de caramelo: si algo tienen los niños es imaginación, así que convertirte como adulto en un “duende travieso” puede estar permitido en Navidad. Haz que los niños pongan caramelos de menta en un tazón y que los cuiden durante un día o dos regándolos con agua. Cuando puedas cambia esos caramelos por otros de tamaño mayor o por mini bastones de caramelo navideños y haz que hagan de nuevo lo mismo. El último día, cambia esos caramelos grandes o mini bastoncitos por otros aún mayores. Esta bonita actividad puede ser muy útil, no solo para contagiar ese ambiente mágico navideño a los niños, sino también para despertar en ellos el espíritu de descubrimiento tan propio de la ciencia, así como el valor de la responsabilidad. ¡Los niños estarán encantados de ver brotar y crecer sus caramelos de menta!

  • Crea una pista de aterrizaje para el trineo de Papá Noel: asegúrate de que Papá Noel no se pierda creando una pista personalizada para su trineo a lo largo del camino de entrada a tu casa o, si no es posible, en alguna terraza, patio o en el propio salón. Deja que los niños echen mano de su imaginación y creen esa pista con los materiales que consideren oportunos (tal vez un rastro de caramelos, de nieve artificial, de velas de LED…). Esta actividad les permitirá desarrollar su ingenio y su pensamiento lógico haciendo una “buena obra” por Papá Noel o los Reyes Magos.