EXPERIMENTOS PARA NIÑOS ® Caseros, fáciles y para toda la familia

Experimentos para niños

experimentos para niños

Experimentos caseros y fáciles

A los niños les encanta aprender cosas nuevas, así como descubrir cómo funciona el mundo. Esto a menudo se realiza mediante observación, ensayo y error. Por ejemplo, ¿qué sucede si mezclamos dos colores distintos de pinturas? ¿Por qué el agua y el aceite se repelen? Hacer pequeños experimentos puede resultar muy útil para que los niños comprendan mejor ese mundo que les rodea, pero también para llevar a cabo otras tareas sencillas como pueda ser el organizar cosas, ya que este tipo de actividades pueden ser muy beneficiosas para que los más pequeños comprendan conceptos como el de la categorización.

Categorías de experimentos

¿Qué es el método científico?

El “método científico” es un proceso utilizado para diseñar y realizar experimentos. Es importante minimizar los errores experimentales y el sesgo, y aumentar la confianza en la precisión de sus resultados. El método científico es un orden lógico y racional de pasos por el cual los científicos llegan a conclusiones sobre el mundo que les rodea. Además, sirve para organizar pensamientos y procedimientos y así poder llegar mucho más seguros a posibles respuestas.

Pasos del método científico:

  • Observación e investigación: la OBSERVACIÓN es el primer paso necesario para que sepas cómo quiere realizar tu investigación.
  • Hipótesis: la HIPÓTESIS es la respuesta que crees que encontrarás.
  • Predicción: la PREDICCIÓN es tu creencia específica sobre la idea científica. Si una hipótesis es cierta, entonces puede predecirse lo que se descubrirá.
  • Experimentación: la EXPERIMENTACIÓN es la herramienta que inventas para responder la pregunta.
  • Conclusión: la CONCLUSIÓN es la respuesta que da el experimento.

Pero debes tener en cuenta que si un experimento no está bien diseñado, es posible que uno no obtenga la respuesta correcta que busca. ¡Incluso es posible que no obtenga ninguna respuesta!

 

Ideas de actividades científicas sencillas para hacer cada día

  • Ciencia en la cocina

Permite que los niños experimenten con alimentos sencillos como postres de gelatina, helados o cubitos de hielo…pues son actividades que les permiten familiarizarse con procesos como el de la congelación, la cocción o la ebullición.

  •  Ciencia en la bañera

Intenta que los juguetes del baño se hundan cuando estés bañando a los peques para que ellos puedan observar el proceso. Agrega a continuación otros para ver si también se hunden o flotan, ya que despertará mucho la curiosidad del niño/a.

  • Ciencia a la hora de dormir

Enciende una linterna y sitúala frente a un espejo en la habitación para que el niño o niña pueda observar dónde rebota la luz. Después, jugad a meteros debajo de las sábanas e intentad ver las cosas con la luz apagada. Será un momento muy divertido que también os permitirá hablar de ciencia a través de los colores, de la ausencia de la luz… o hacer sombras en la pared, lo que nos indica cuándo la luz se encuentra bloqueada en un punto.

  • Juegos de ciencia

Haz rampas para probar qué coches corren por ella más rápido, compara ruedas y tamaños, elabora registros de los coches más rápidos o habla con los niños sobre cosas como el equilibrio mientras jugáis juntos y lo pasáis bien. Busca tubos de cartón y cinta adhesiva para que los niños hagan túneles y puedan deslizar bolas a través de ellos, o cambiar los ángulos y modificar la velocidad…

Con estas actividades, además de pasarlo bien, estarás fomentando la observación y la conversación en los más pequeños, algo fundamental para la ciencia. Además, al alentar a los más pequeños a observar su entorno, hacer preguntas y experimentar con lo que saben, ayudarás a que desarrollen también sus habilidades de pensamiento crítico, lo que les beneficiará durante toda su vida.

El apasionante mundo de los experimentos

Pero si algo sirve para que los niños trabajen de manera divertida con la ciencia…hablamos de experimentos. Por eso en esta sección queremos invitarte a probar y a trabajar codo con codo con los niños para que puedan comprobar los procesos más importantes de la química, de la física o de la biología mientras disfrutan de un buen rato en casa o en la escuela haciendo experimentos caseros. Anímate y monta un fabuloso laboratorio con botellas, sal, azúcar, caramelos, botellas de gaseosa, cucharas de medir, gotas de colorantes… ¡y a probar los experimentos científicos más sencillos y famosos de todos los tiempos!

Cuando se hace bien y con seguridad, la ciencia y los experimentos para niños de preescolar y primaria pueden ser muy emocionantes y de vital importancia para el aprendizaje, junto con otras ventajas como las siguientes:

  • Ayudan a cultivar el sentido natural de la aventura y de la curiosidad.
  • Ayudan a los más pequeños a desarrollar su propia comprensión del mundo natural.
  • Alientan a los niños a buscar soluciones a los problemas y a razonar de manera científica.

No cabe duda, además, de que los niños pequeños aprenden mejor haciendo cosas, jugando y experimentando, por lo que hacer experimentos caseros para niños es una actividad no solo didáctica y educativa, sino también muy bonita y placentera. Por eso, si se orienta una lección (en este caso de ciencias) en torno a elementos que puedan ver, oír, tocar, saborear u oler, podrán sumergirse en el conocimiento y aprender de buen grado y de una forma absolutamente práctica. Es decir, que la infancia brinda una oportunidad perfecta para ayudar a los niños a desarrollar el amor por el aprendizaje y especialmente el amor por la ciencia mientras se potencia también su interés por las cosas y su nivel de curiosidad.

¡No te pierdas todos los experimentos fáciles para niños que compartiremos en esta sección y juega a la ciencia!

*El Bosque de Fantasías recuerda que este tipo de actividades pueden entrañar peligro, por lo que nunca deberán realizarlas los niños por su cuenta y sin supervisión.