QUIÉN INVENTÓ LA IMPRENTA ® Información y evolución

Debemos la invención de la imprenta a Johannes Gutenberg, que nació en Maguncia, Alemania, en el siglo XIV (entre 1390 y 1399). No sé sabe muy bien la fecha exacta, aunque existe algo más de precisión en la fecha de su muerte, que pudo ser el 3 de febrero de 1468.

La imprenta, que sería inventada por Gutenberg concretamente en el año 1448, ha sido considerada uno de los inventos más importantes de la historia de la humanidad. Y es que por primera vez el invento hizo posible que todas las personas tuvieran acceso a los libros, lo que significaba que también tendrían la capacidad de acumular conocimiento, aunque especialmente para las mujeres esto tardara más tiempo en llegar.

Se cree que Gutenberg pudo adquirir un importante dominio de la metalurgia, aunque en general son pocos los datos que se poseen, y todos ellos proceden de documentos financieros de la época. Gutenberg había sido entrenado, además de como metalúrgico,  como orfebre y cortador de gemas. Durante algún tiempo vivió en Estrasburgo, probablemente a finales de la década de 1430 hasta principios de la década de 1440. Más tarde, en el año 1448 aproximadamente, Gutenberg volvió a su ciudad natal con el fin de pedir dinero a alguno de sus parientes, pues lo necesitaba para poder continuar con sus numerosos experimentos, y es que para el año 1450 sus avances en la impresión ya habían alcanzado un considerable grado de refinamiento, por lo que no le costó encontrar apoyos externos a partir de entonces.

 

La llegada de la imprenta

Gutenberg comenzó a trabajar en un dispositivo que permitiría imprimir textos usando bloques móviles de letras y gráficos. Estos bloques, utilizados con papel, tinta y una prensa, permitirían imprimir libros mucho más rápido y más barato que nunca. Utilizó metales con los que estaba familiarizado (plomo, antimonio y estaño) para moldear 290 bloques de letras y símbolos, y creó una tinta a base de linaza y hollín con la consistencia que consideró ideal para imprimir en papel hecho a mano. También adaptó una prensa de vino que le permitió deslizar el papel dentro y fuera de la misma y exprimir el agua del papel después de la impresión.

Antes de la invención de la imprenta la mayoría de los libros era escritos y copiados a mano, pero debido a que estos procesos requerían mucha mano de obra, los libros eran muy caros y solo los ricos podían pagarlos.

Gutenberg probó su máquina de escribir móvil imprimiendo un libro latino de discursos en 1450, y cuando consiguió que fuera un éxito, se embarcó en el que fue su proyecto más famoso, la impresión de “La Biblia” o “Las Biblias de Gutenberg”.

Las biblias, impresas en latín, fueron unos de los primeros libros impresos en Europa y las primeras biblias impresas en toda la historia. Se hicieron doscientas copias, cada una completa con bellas ilustraciones y colores muy bellos y vivos en las que los personajes e ilustraciones fueron iluminados a mano.

Hoy se sabe que solo existen 22 de las biblias originales de Gutenberg.

 

Últimos años de vida

Gutenberg murió aproximadamente en 1468 en Maguncia. Cabe señalar que otros en la historia afirmaron haber tenido la idea del tipo móvil antes que Gutenberg, incluido un holandés y un inventor chino, pero lo cierto es que la historia atribuye el mérito en exclusiva a Johannes. Es cierto que también se dice que un sistema similar al suyo se usó en el siglo XII en Corea, pero por la razón que fuere el trabajo de Gutenberg fue el primero en tener éxito, y por eso fue su imprenta la que tuvo un impacto revolucionario en la historia y en el mundo entero.

La imprenta y todo lo que aportó a las masas ayudó a inspirar una revolución religiosa (la reforma protestante), ya que las familias pudieron poseer una Biblia para su propia interpretación por primera vez. También influyó mucho en el progreso de la ciencia y la educación general, y se dice que fue clave para sacar al mundo de la era medieval hacia el período moderno temprano.

 

Otras curiosidades sobre Gutenberg

  • Gutenberg imprimió 180 copias de la Biblia de Martín Lutero, aunque solo 49 sobreviven hoy.
  • La imprenta no fue el único invento de Gutenberg: también ideó una nueva técnica de pulido de piedras preciosas y trabajó con la fabricación de espejos.
  • La impresión de libros había existido en China desde el siglo XI, pero Gutenberg fue el primero en producir piezas individuales estandarizadas en serie, lo que hizo que el proceso de impresión fuera más rápido y menos costoso.