Cuento infantil de animales : Ben y sus amigos

Cuento infantil: Ben y sus amigos

Cuento infantil: Ben y sus amigos

Cuento elaborado por el equipo de Bosque de Fantasías

Cuento de animales : Ben y sus amigos



Había una vez un pequeño elefante gris al que su madre llamó Ben, este elefante tenía muchos amigos, estaba una jirafa llamada Ana, un mono llamado Jorge y un grillo llamado Mathias. Los cuatro amigos eran inseparables, lo hacían todo junto, por la mañana se reunían junto a un rio y buscaban deliciosa comida en los árboles y en las tardes jugaban sin parar.

Ben, Ana, Jorge y Mathias era muy distintos entre ellos, Ana por ejemplo tenía el cuello muy largo, y Jorge estaba cubierto de pelo, y Mathias era pequeñito, pero Ben los quería a todos por igual, sin importar sus diferencias, eran los mejores amigos del mundo.

Un día mientras jugaban a las adivinanzas en un gran prado verde lleno de florecitas, se acercaron unos elefantes y comenzaron a burlarse de Ben y sus amigos:

  • “Qué raro son –decían riéndose-

Ben se sintió triste porque estaban burlándose de él y sus amigos, así que se fue con ellos a jugar a otro lado, corrieron y  jugaron mucho rato, hasta que olvidaron a los odiosos elefantes. Luego al caer la noche, Ben trotó hasta su casa, Ana se fue con su mamá de largo cuello manchado, Jorge corrió contento entre los altos árboles y Mathias con grandes saltos volvió también a su hogar.

Al día siguiente, cómo siempre los amigos se reunían en el mismo sitio junto al rio, y comenzaban a contar emocionado miles de historias, mientras buscaban ricas frutas. Jorge que era muy hábil, escalaba los árboles y bajaba frutas maduras y deliciosas para todos, que contentos le agradecían mientras comían.

En la tarde volvieron a reunirse en el prado para jugar antes de  irse a casa, y nuevamente aparecieron los otros elefantes que enseguida se comenzaron a burlar de los amigos de Ben y a llamarlos raros. Entonces nuestro pequeño elefante se llenó de valor y se acercó a ellos para hacerles frente y que dejaran de reírse a costa de sus amigos.

  • “No son raros –dijo Ben- son mis mejores amigos y son los mejores del mundo”
  • “Claro que no –contradijo un elefante de larga trompa- son raros y muy diferente a nosotros, no deberías jugar con ellos, no son como tú Ben, deberías venir con nosotros y no hablar más con ellos”

Ben jamás haría tal cosa, porque quería a sus amigos con todo el corazón y las diferencias entre ellos le importaban, al contrario, cada uno de sus amigos tenía cualidades únicas que los hacían especiales, así que pensando en esto le dijo a los otros elefantes:

  • “Ana es una linda jirafa, puede alcanzar la copa de los árboles fácilmente y así tomar las mejores hojas, y Jorge es un mono muy hábil, cada mañana el baja las mejores frutas para que todos comamos, mientras que Mathias, siendo un grillo, tiene cualidades especiales para la música- explicaba Ben orgulloso de sus amigos- nadie canta mejor que mi amigo Mathias”

Todos los elefantes estaban sorprendidos por lo que contaba el pequeño Ben, y arrepentidos se disculparon con él, con Ana, Jorge y Mathias, porque aprendieron que las diferencias no son malas, sino que al contrario nos hacen únicos y debemos apreciarlas siendo tolerantes.

Ben, Ana, Jorge y Mathias los perdonaron rápidamente y todos juntos se pusieron a jugar, porque el rencor no servía de nada, mejor era la amistad.

 

mono

Publicado el

diciembre 31, 2015

1 Comentario

  1. Zonia Ipurre Huaman

    Que bonita historia la felicitó al autor

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *