CUENTOS DE EGIPTO: La momia más divertida del mundo

La momia más divertida del mundo

La momia más divertida del mundo

Cuentos de Egipto: La momia más divertida del mundo

 

Érase una vez, en el antiguo Egipto, una momia muy divertida que siempre estaba de buen humor. A pesar de que debía pasar la mayor parte de su tiempo en la oscuridad de su sarcófago, aprovechaba siempre que podía para salir a dar una vuelta y pasarlo bien. Amun, que era como se llamaba, había tenido mucho tiempo para pensar desde que se convirtió en momia, y había llegado a la conclusión de que lo más importante del mundo era sonreír y hacer felices a los que están a nuestro alrededor.

 

cuento la momia más divertida del mundo

 

Sin duda, Amun era diferente a las demás momias, pero no solo porque nunca estaba triste y tenía siempre una sonrisa en su rostro, sino porque disfrutaba de lo lindo haciendo bromas a otros y contagiando sus carcajadas por todo Egipto. ¡Y a pesar del fuerte calor que hacía por allí y que le daban los vendajes!

Un día, sin embargo, Amun decidió que quería hacer algo todavía más especial para los niños de la zona. Él sabía muy bien que, cuando llegaba el verano, los niños se aburrían muchísimo al no poder hacer nada al aire libre por las altas temperaturas, por lo que decidió organizar un gran juego de escondite en el interior de las pirámides. Todos los niños del pueblo se unieron sin pensarlo dos veces, y no tardó en convertirse en el entretenimiento más popular de todo el antiguo Egipto.

Desde luego, Amun sabía jugar al escondite casi mejor que nadie, pues podía meterse por pequeños rincones y rendijas de la pirámide pasando desapercibido gracias a sus curiosos vendajes, pero también era el mejor encontrando a los demás, pues poseía un increíble olfato desarrollado en el interior del templo en el que descansaba, donde solía oler a fuertes resinas e inciensos. ¡Qué bien lo pasaron todos en compañía de Amun y cómo resonaron las carcajadas por todos los huecos de las pirámides!

Así, desde ese día, Amun se convirtió en la momia más divertida de todo Egipto, y todos los años era convocada para amenizar el verano de los más jóvenes con sus ideas frescas y originales, juegos y bailes. Y no importaba el tiempo que hubiese pasado cuando de nuevo llegaba el verano, pues Amun siempre estaba listo para salir de su sarcófago y contar un buen chiste con el que hacer reír a los demás y traer alegría a la comunidad.

 

la momia más divertida del mundo cuentos de egipto

 

Aquella increíble momia hizo comprender a todos que nunca es tarde para cambiar las cosas y para ser felices o pasarlo bien, pues la vida es más corta de lo que pensamos, y desde entonces en Egipto se permite entrar a todo tipo de personas y turistas al interior de las pirámides, pues no hay aventura en el mundo mejor o lugar en el que pasar un rato más fresquito e inolvidable.

Por eso, amiguitos, si algún día tenéis la suerte de ir a Egipto y visitar el interior de alguna pirámide, no os olvidéis de Amun, la momia más divertida del desierto y del mundo, pues tal vez se esconda entre alguna de sus paredes para haceros reír a vosotros también un ratito. ¡Nunca se sabe dónde puede estar o qué puede estar planeando!


Más contenidos


Publicidad

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *