Súper Coneja y el malo Chercán

Súper Coneja y el malo Chercán

Súper Coneja y el malo Chercán

 

Agradecemos a nuestro amiguito y seguidor del Bosque, José Joaquín Vargas Salinas, de 8 años de edad y natural de Chile, por este maravilloso cuento lleno de ingenio, fantasía y creatividad.

 

Había una vez una conejita llamada Lupita, a la que decían “Súper Coneja”.

Un buen día apareció en el bosque el malo malísimo Chercán, que quería destrozarlo todo matando a ciervos, ardillas… ¡he incluso a Súper Coneja!

Pero, por su parte, Súper Coneja no iba a dejar que el malo Chercán se apoderara del bosque, por lo que se puso su capa y fue a enfrentarse a él.

Cuando llegó, al momento se dio cuenta de que no solo se trataba del malo Chercán, sino también del águila Jorqui. Ambos querían destrozar el bosque y la conejita, asustada pero firme, decidió atacarles para evitarlo. Pero, lamentablemente, el águila Jorqui con sus garras la atrapó y se la llevó a un calabozo.

súper coneja cuento infantil

Entonces Súper Coneja, al ver que el suelo era de tierra, hizo un gran hoyo para salir y escapó. Cuando llegó a su casa contactó con sus amigos Súper Ratón, Súper Ardilla y Súper Castor. Tras reunirse, todos fueron a ver al constructor Marmota y le pidieron un robot gigante para el día siguiente.

Marmota les dijo que no iba a poder tenerlo listo para el día siguiente, pero la conejita sabía que la marmota era muy ambiciosa, por lo que le preguntó: ¿si te pagamos el doble puedes hacerlo?

  • ¡Obvio!- dijo entonces la marmota.

Al día siguiente fueron a buscar el robot. Todos los pequeños súper héroes manejaban una parte: Súper Ratón el brazo izquierdo, Súper Castor el brazo derecho, Súper Ardilla las dos piernas… y por último Súper Coneja la cabeza del robot, que disparaba rayos láser.

Y así todos juntos se enfrentaron al malo Chercán y al águila Jorqui, venciéndoles y recuperando el bosque.

cuento niños súper coneja

 

 

 

 


Más contenidos


1 Comentario

  1. Francisco Corvalan

    Fabulosa historia que nos enseña a trabajar en equipo y enfrentar a los que son depredadores sociales

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *