DINOSAURIO: Velociraptor ▷ Características y alimentación

Dinosaurio: VELOCIRAPTOR

Dinosaurio: VELOCIRAPTOR

El Velociraptor, como su propio nombre indica, fue una de las especies más rápidas de los dinosaurios, perteneciente al Cretácico superior. Su primer resto fue hallado en Mongolia en el año 1922 por Henry Fairfield Osborn y lleva su nombre en honor a la zona en que se descubrió, pues su nombre completo fue “Velociraptor mongoliensis”.

Este tipo de dinosaurios fueron habituales en zonas secas y desérticas asiáticas, como la misma Mongolia (China) o zonas próximas a Rusia, y se dispone hoy en día de 12 esqueletos fósiles casi completos y muchos otros restos parciales, lo que hace que sea una de las especies más conocidas y populares.

Fue un dinosaurio perteneciente a la familia de los terópodos muy agresivo, a pesar de sus dimensiones que no fueron muy grandes, pues no superaba los 2 metros de largo y su peso pudo rondar los 15 kilogramos… ¡como un niño muy pequeño! Sin embargo, y a pesar de su peso, era un animal bastante aguerrido que no debió cortarse lo más mínimo en atacar a otras especies que incluso fuesen en manada, pues su velocidad le hacía superior a otros dinosaurios de más tamaño.

Fue un animal carnívoro y bípedo, con una gran habilidad para levantar una de sus patas y enganchar con ella a sus víctimas con ayuda también de la propulsión de su cola. Poseía unas potentes garras en sus “manos” (patas delanteras) que pudo usar incluso para alimentarse de carroña. El Velociraptor estaba también cubierto de plumas y no de escamas, como se refleja habitualmente en la ficción, y se cree que poseía una gran inteligencia al nivel de otros animales actuales como el delfín o los primates. ¿Sabías que pudo llegar a alcanzar corriendo los 64 km/hora?

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *