Cómo hacer un ARCOÍRIS con agua, un papel y un espejo

Cómo hacer un arcoíris

Cómo hacer un arcoíris

Los experimentos sobre el arcoíris resultan muy atractivos a los más pequeños, y además sirven para que puedan aprender cosas sobre la refracción, como por ejemplo el poder observar cómo la luz se ralentiza y parece doblarse cuando golpea el agua.

Después de la lluvia, cuando la luz golpea las pequeñas gotas de agua en el aire, se ralentiza y se dobla, y es en ese momento cuando vemos lo que se denomina arcoíris. La luz blanca (luz solar) se compone de los siete colores que vemos en el arcoíris. Cuando la refracción ocurre a través de la humedad del aire, hace que esos colores se separen para que podamos verlos de manera individual.

Indudablemente los arcoíris son un proceso fabuloso que se da en la naturaleza y que apasiona por igual a grandes y a pequeños, por eso también es un experimento sencillo y habitual en muchas escuelas y centros de ocio, así como en hogares que desean disfrutar del tiempo libre con aprendizajes interesantes y positivos.

Por eso queremos ofrecerte este experimento sencillo para niños, con el objetivo de que  puedas mostrarles a tus hijos o alumnos cómo hacer su propio arcoíris con luz, un vaso de agua y un trozo de papel. El resultado, además de impresionante, será muy beneficioso para los más pequeños, que aprenderán los principios de la refracción y, al mismo tiempo, se divertirán con un experimento fácil y divertido digno de cualquier pequeño científico.

 

Materiales que necesitaremos

  • Un vaso de agua.
  • Una hoja de papel blanca.
  • Un día soleado o una linterna.

 

Pasos a seguir para hacer el experimento

  • Llena tu vaso casi hasta arriba, con aproximadamente 3/4 partes de líquido.
  • Coloca el espejo en el cristal mientras tratas de colocarlo con cuidado para que quede en ángulo en la parte inferior, mirando ligeramente hacia arriba.
  • Oscurece un poco la habitación y enciende la linterna en el espejo que está sumergido en el cristal.
  • Mira tu arcoíris y tu alrededor. Siéntete libre de mover la luz que hará que el arcoíris se desplace. Permite que los niños discutan sus observaciones y pídeles que nombren los 7 colores del arcoíris (rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo, violeta).
  • Si estás utilizando la luz solar, coloca el vaso de manera que quede a la mitad del borde de una mesa y que el sol brille directamente a través del agua, sobre una hoja de papel blanco.
  • Ajusta el papel y el vidrio hasta que se forme un arcoíris en el papel.
  • Si estás usando una linterna, coloca el vaso de agua sobre el trozo de papel blanco y mueve la linterna hasta que veas un arcoíris en el trozo de papel.

 

Cuando hagas este experimento con niños, permíteles que hagan todos los pasos posibles por su cuenta siempre con vigilancia y control. Participar de manera activa en el experimento ayudará a desarrollar su autoestima e independencia, así como su amor por el aprendizaje.

 

¿Por qué sucede esto?

La luz está compuesta de muchos colores, y cuando pasa a través del agua se divide en los otros colores que se ven en un arcoíris. Cuando esto sucede hablamos de refracción.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *