Cómo hacer SLIME VERDE MOCO: Experimento para niños

Slime verde moco

Slime verde moco

¿Qué podría ser más divertido que crear tu propio slime viscoso y horroroso para jugar en Halloween? Pues es muy fácil hacer tu propia sustancia verde usando elementos tan básicos como el pegamento (no lavable), bórax (que podrás encontrar en la sección de detergentes para la ropa de la mayoría de tiendas), colorante verde para alimentos y agua.

 

Materiales que necesitaremos

  • Pegamento no lavable.
  • Bórax (especie de cristal blanco de fácil disolución en agua).
  • Colorante alimenticio verde.
  • Agua, tazón y frasco.
  • Cuchara o palito de madera.
  • Pequeños bichitos de goma u ojos móviles.

 

Pasos para llevar a cabo el experimento

Coge un tazón y mezcla aproximadamente 1/3 de una taza de pegamento y 1/3 de taza de agua con una cuchara o un palito de madera. Estas medidas no tienen por qué ser exactas, así que permanece tranquilo/a (¡no es la receta de un bizcocho!). Agrega a continuación unas gotas de colorante alimenticio de color verde y mezcla de nuevo muy bien.

Para hacer la solución de bórax, agrega aproximadamente una taza de agua en un frasco de este tipo. Una vez tengas el agua preparada añade una cucharada de bórax y agita el frasco muy bien (una vez cerrado) para que todo se mezcle convenientemente. En este punto estarás preparando lo que se denomina “solución saturada”, por lo que es posible que no consigas que la mezcla se disuelva del todo. Aun así no te preocupes, pues no es importante para el experimento.

Ahora incorpora esta mezcla de agua y bórax al tazón anterior y añade en esta parte los elementos terroríficos que desees, como unos ojos de plástico o unas arañitas de mentirijilla. Vuelve a mezclar todo. En este momento deberías comenzar a observar cómo se forman trozos espesos y largos. Agrega lo que te falte de agua y bórax y termina de mezclar y amasar bien hasta que veas que la mezcla es cada vez menos pegajosa, que pierde el agua y que va formándose una sustancia brillante y sólida parecida a la plastilina. No te pases con el bórax o el resultado no será bueno y quedará demasiado húmedo.

Por supuesto, no olvides que el bórax es algo tóxico y que la mezcla deberá hacerla un adulto, y que existen otras alternativas para hacer slime sin bórax igual de válidas. Toma nota de los materiales:

  • 2 tazas y media de pegamento (también puedes usar cola blanca).
  • Colorante alimenticio de color monstruoso.
  • Jabón líquido tipo infantil.

como hacer slime para niños

 

¿Qué ha sucedido?

Al mezclar el pegamento con el agua se forma una sustancia llamada polímero, que es una larga cadena de moléculas. Una molécula es la cantidad más pequeña de una sustancia química específica que puede existir sola, como el H2O, que es una sola molécula de agua. El polímero formado por agua y pegamento se llama acetato de polivinilo.

El bórax es una sustancia que hace que las cadenas de polímero se peguen entre sí. A medida que las cadenas se unen, empiezan a no poder moverse y por eso la sustancia pegajosa se vuelve más y más gruesa. Por eso llega un momento en el que las cadenas ya están unidas y no se puede añadir más bórax.

Si has llegado hasta aquí ya tendrás lista tu solución de slime terrorífica, que podrás guardar en una bolsa o cajita para que no se ensucie demasiado, lo que prefieras. Si no has conseguido que te salga bien vuelve a intentarlo, pues la práctica es la mejor aliada de los experimentos.  Si deseas hacer una bola mucho más grande, aumenta las cantidades en cada paso (siempre cantidades iguales de pegamento y agua y tanta solución de bórax como sea necesaria en el caso de utilizarlo).

Busca una bata blanca para proteger la ropa al hacer la mezcla y darle de paso un aire mucho más científico y divertido. ¡Incorpora gafas de seguridad y comienza a crear junto a los más pequeños!

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *