Cómo hacer TINTA INVISIBLE de forma casera para niños

Cómo hacer tinta invisible

Cómo hacer tinta invisible

La tinta invisible es uno de los proyectos más divertidos para jugar y aprender. Si no estás familiarizado con ella, debes saber que la tinta invisible permite realizar escritos de manera normal pero con un líquido que no deja una marca visible, lo cual puede ser fantástico para elaborar mensajes misteriosos. ¡Pero calma! Porque aunque la tinta sea invisible podremos revelar lo que hay escrito sobre el papel después.

Puede que necesites probar más de una vez el experimento hasta que consigas tu tinta invisible de verdad, pero, ¡no decaigas! ¿Quieres ser un auténtico espía o no?

 

Materiales que necesitaremos

  • Pincel o bastoncillo de algodón.
  • Papel blanco.
  • Zumo de limón.
  • Un tazón pequeño.
  • Una lámpara.
  • Equipo de tinta invisible.
  • Materiales de tinta invisibles.

 

 Pasos para llevar a cabo el experimento

Sumerge el pincel o bastoncillo de algodón ligeramente en el jugo de limón y escribe un mensaje en el papel. Solo necesitas un poquito de jugo de limón en el pincel. ¡No pongas demasiado o, de lo contrario, el mensaje tardará mucho en secarse!

A continuación deja secar el papel. Es posible que puedas ver el mensaje al principio, pero a medida que el papel se seque desaparecerá.

Una vez que el mensaje haya desaparecido sostén el papel sobre una lámpara u otra fuente de calor y mira lo que sucede.

¡La tinta invisible puede verse!

 

¿Qué ha sucedido?

El jugo de limón es un ácido débil y el ácido debilita el papel. Cuando sostienes el papel cerca de una lámpara el calor quema las partes débiles del papel y lo vuelve marrón. No sostengas el papel frente a la lámpara por mucho tiempo, o de lo contrario el resto del papel podría comenzar a quemarse.

Puede que al principio sea difícil dar con la cantidad adecuada de jugo de limón para conseguir ese efecto de invisibilidad en la tinta, pero no desesperes, porque los grandes espías no nacen en un día. Es cierto que puede ser un poco complicado escribir con la tinta invisible, pero una vez que lo domines será una forma muy divertida de compartir secretos con tus amigos. Asegúrate de que haya un adulto cerca cuando llegues a la parte del proyecto que requiere de calor, pero en cuanto a los mensajes secretos… ¡esos serán solo tuyos!

Intenta experimentar también con otros ácidos débiles, como el vinagre, el zumo de naranja o incluso la leche. ¿Cuál funcionará mejor?

 

Consejos divertidos para espías pequeñitos

  • Si de verdad quieres jugar a ser un buen espía secreto procura escribir tus mensajes en folios que ya tengan otras cosas escritas, porque se trata de sorprender a alguien y, ¿quién podría pensar que haya un mensaje secreto en un folio en blanco? ¡Podrías arriesgarte a que nadie lo leyese nunca!
  • Busca folios reciclados en lugar de nuevos y blancos, ya que el tono de los folios reciclados es mucho más adecuado para que pueda verse el zumo de limón una vez acercado el folio a la fuente de calor.
  • La parte más difícil de este proyecto será elegir el mensaje que escribirás con tu tinta invisible, ¡así que piénsalo muy bien y comienza tu misión secreta!

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *