El dios egipcio RA : Características, historia y mitología para niños

El dios Ra

El dios Ra

En la mitología egipcia, Ra era el dios del sol. También fue llamado con el nombre de Re y algunos otros nombres que verás más adelante. Ra era el dios más importante del Antiguo Egipto, y por tanto, líder y señor del resto de dioses, y se decía que nacía cada mañana en Oriente y moría cada noche en Occidente. También se pensaba que durante la noche Ra, después de morir, navegaba con su barca por el inframundo (al igual que lo hacía por el cielo), y por eso el lado oeste del Nilo era conocido como “la tierra de los muertos”.

En aquel viaje nocturno su barca cruzaba las doce puertas, que representaban las 12 horas de la noche, y después de cruzarlas todas, el dios Ra renacía. Y es que era todopoderoso, a parte del creador de todo lo conocido, y había nacido emergiendo del agua como una piedra, tras lo cual escupió el aire, la humedad, la tierra y el cielo.

el dios ra
 
 

Destino y características del dios Ra

 

El principal enemigo de Ra era el dios serpiente Apep, también conocido como Apofis, que era el Dios del Caos. Apep trataba cada noche de detener a Ra durante su viaje nocturno para que el sol no volviese a salir, pero Bastet (hija de Ra y diosa de los gatos) protegía siempre a su padre de Apep, aunque existen otras versiones sobre esta historia como suele ocurrir en la mitología. En cualquier caso, cada noche Ra ganaba y el sol volvía a salir.

En cuanto a su aspecto, el dios Ra tenía muchas formas, aunque la más conocida era la del hombre con cabeza de halcón y el disco solar sobre él. Debes saber, sin embargo, que también puede ser representado como un escarabajo o un hombre.

caracteristicas del dios ra
 
 

El culto al dios Ra en Egipto

 

El culto a Ra comenzó a crecer alrededor de la época de la II Dinastía, otorgándole entonces el título de dios del sol. Durante la Dinastía IV los faraones ya eran vistos como “Hijos de Ra”, aunque su culto aumentó sobre todo en la Dinastía V, cuando se convirtió en una deidad estatal. En consecuencia, los faraones hicieron construir pirámides, obeliscos y templos solares en su honor.

Se creía que Ra era el dios egipcio más grande en lo que respecta a poderes, pero nadie sabía exactamente cuáles eran, pues permanecían ocultos bajo su nombre, por lo que se entendía que solo él podía conocerlos y hacer uso de los mismos. Lo cierto es que Ra podía hacer cualquier cosa, y por eso hizo a las personas, los cielos y el mundo en general. Un día la diosa Isis quiso tener sus poderes, consciente de lo grandes que eran, y envió a una serpiente para envenenarlo durante su paseo diario. Una vez atacado y bajo dolores fortísimos, Ra cedió y le dijo su nombre secreto de creación a Isis (bajo el cual se escondían sus poderes) y después Isis desterró a Ra para que Osiris, su esposo, pudiese ser rey.

¿Alguna vez te has preguntado por qué los egipcios construyeron sus increíbles pirámides? Pues fueron hechas para honrar a los dioses y contienen en sus paredes imágenes que cuentan muchas historias sobre ellos. De ese modo los egipcios construyeron también templos solares para honrar al dios Ra, y en ellos también podemos descubrir muchas historias.

Pero… ¿qué es exactamente un templo solar? Un templo del sol o solar es un edificio de piedra que está abierto en la parte superior para que el sol pueda brillar, a diferencia de las pirámides, que estaban cerradas en la parte superior.

 


Más contenidos


Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *