El dios romano PLUTÓN : Características, historia y mitología para niños

El dios Plutón

El dios Plutón

El dios Plutón (Hades en la mitología griega y dios del inframundo y la muerte) era uno de los tres dioses más poderosos de la antigua Roma junto a sus hermanos Júpiter y Neptuno, y por tanto hijo de Saturno (dios de la agricultura) y de Ops (diosa de la Tierra).

Cuando Saturno, el padre de Plutón, murió, tanto él como sus hermanos Júpiter y Neptuno recibieron todo el poder que había ostentado su padre, que quedó dividido de la siguiente forma: el cielo para Júpiter, el mar para Neptuno y el inframundo para Plutón.  Así, con el tiempo, Júpiter se convirtió en el rey de todos los dioses en el cielo y de toda la tierra, Neptuno fue el señor del mar y las profundidades, y Plutón vivió en el inframundo como su señor y gobernante.

Pero el mismo nombre de Plutón nos indica que no solo era el señor del inframundo (pues Plutón significa “riqueza”), y también estaba asociado con la acumulación de ganancias y riquezas, pues las piedras preciosas, los metales y los minerales provenían y provienen de su dominio, las entrañas de la Tierra.

 

El papel de Plutón en el inframundo

 

En la mitología romana Plutón era el regente del inframundo y protegía a las almas que estaban condenadas a pasar la eternidad bajo la Tierra, cuyas puertas de entrada estaban custodiadas por su enorme perro de tres cabezas, Cerbero. Al ser una misión tan importante, Plutón tenía que pasar la mayor parte de su tiempo en el inframundo, saliendo solo ocasionalmente a la Tierra o al Monte Olimpo para reunirse con los demás dioses. Pero, ¿qué era el inframundo? El inframundo romano no era un lugar ardiente, oscuro e infernal como podría pensarse, sino un espacio dividido fundamentalmente en tres partes: la zona en la que se organizaban las almas, y las otras dos zonas de las almas buenas y de las malas.

Plutón era el encargado de recibir a los muertos, que llegaban hasta el inframundo tras cruzar navegando el río Estigia. Una vez allí, Plutón ataba las almas y las acompañaba hasta su juicio, donde se decidía el destino de cada una según las acciones que hubieran ejercido en vida. Después de que las almas fueran juzgadas, Plutón las escoltaba de nuevo hasta su espacio en el inframundo.

dios pluton con cerbero

Plutón y Proserpina

 

La diosa Ceres, diosa de la cosecha y hermana de Plutón, tenía una hija llamada Proserpina, que era una joven encantadora y feliz. Al menos hasta que su tío Plutón se enamoró de ella y de su infinita belleza, pues aquello hizo que Plutón terminase secuestrando a Proserpina y llevándosela en su carro hasta el inframundo, antes de que nadie pudiera impedírselo. Cuando Ceres se enteró de lo que había hecho Plutón lloró mucho e hizo que las plantas y las cosechas dejasen de crecer en la Tierra (lo cual simbolizaba la llegada del otoño) y aquello fue terrible, porque la gente necesitaba mucho las plantas y los cultivos para sobrevivir.

Ante aquella fatalidad, Júpiter hizo que Plutón dejara a Proserpina para contentar a Ceres a cambio de un trato: que Plutón se casase con Proserpina y pudiese estar con ella durante seis meses al año. Así, cuando Proserpina volvía al fin con su madre era primavera y Ceres hacía crecer las flores en señal de amor a ella, y cuando tenía que despedirla era otoño y todo comenzaba a secarse de nuevo hasta su vuelta. Y esta era una historia que servía a los griegos y a los romanos para contar y comprender las estaciones y el tiempo transcurrido entre ellas.

caracteristicas del dios Plutón
 
 

Características y símbolos de Plutón

 

Aunque podríamos pensar que Plutón recibió una herencia muy inferior a la de sus otros hermanos, el inframundo romano no era tan malo, ni equivalía a un infierno tenebroso. Eso se debía, en parte, a que los romanos estaban convencidos de que muchas de las cosas de las que disfrutaban en vida, procedían del interior del planeta (del inframundo), como por ejemplo los minerales o los cultivos, que crecían hacia fuera desde dentro. Es decir, que muchas de las cosas buenas e importantes para los romanos, venían desde los dominios de Plutón.

En cuanto a sus símbolos y herramientas, debes saber que Plutón recibió de los cíclopes (aquellos que ayudaron a Júpiter y a sus hermanos a luchar contra Saturno y los demás titanes) un casco de invisibilidad que servía para protegerse muy bien de los enemigos. Pero Plutón se caracteriza también por otros elementos, como las llaves que cerraban las puertas del inframundo, su carro de ébano tirado por caballos negros o, sobre todo, por su perro de tres cabezas llamado Cerbero, del que ya hemos hablado anteriormente, y que protegía la entrada al inframundo.

 


Más contenidos


Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *