Adivinanzas infantiles cortas para niños

Adivina, adivinanza… ¿qué esconde el rey en la panza?

A frases y cuestiones tan conocidas como esta les llamamos adivinanzas. Se trata de una fórmula literaria muy sencilla creada en forma de acertijos con los cuales llamar la atención de los más pequeños de forma atractiva y divertida, al tiempo que se les plantean diferentes situaciones u objetos con los cuales poder estimular su pensamiento y su concentración. Este sistema permite, además, el aprendizaje de nueva palabras y, en consecuencia, el enriquecimiento del vocabulario sin apenas darnos cuenta.

Las adivinanzas no tienen un tipo de composición concreta, lo que en muchas ocasiones difumina su definición entremezclándose con otros conceptos como el del acertijo y el enigma, si bien se caracterizan generalmente por ser composiciones en verso muy dinámicas y con rima asonante o consonante. En cualquier caso, lo que es seguro es que las adivinanzas existentes en nuestra cultura popular desde hace siglos, constituyen un rico e interesante pasatiempo para los niños, que puede resultar muy didáctico al conducirles al razonamiento lógico y a la reflexión, aportándoles un léxico más amplio y variado y mejorando su expresión.

frases sobre adivinanzas
adivinanzas infantiles

Hoy en día resulta muy importante incentivar la imaginación de los niños, así como ofrecerles entretenimientos en la red sanos y educativos. Las adivinanzas infantiles son, de este modo, un recurso básico para fomentar el pensamiento, la creatividad y la imaginación de forma amena, rápida y divertida. No perdáis la ocasión de divertiros aprendiendo de manera rápida y sencilla con las mejores adivinanzas infantiles con respuesta, y no dudéis en enviarnos vuestras propuestas y adivinanzas para niños a nuestro correo de contacto, como siempre.

¡No perdáis la ocasión de divertiros aprendiendo de manera rápida y sencilla con las  mejores adivinanzas infantiles del Bosque de Fantasías! ¡Ahora súper ampliadas!

Adivinanzas para niños y toda la familia

Aprendemos adivinanzas con huevos sorpresa de colores

Trabajar con las adivinanzas es una de las estrategias más habituales con las cuales se trata en los niveles de infantil y primeros grados de primaria en las escuelas. La estructura rítmica que tienen estos textos, hace que resulten muy atractivos para los más pequeños, suponiendo además un importante reto para sus mentes jóvenes y en desarrollo.

Pero a veces trabajar con una materia tan tradicional como es el de aprender vocabulario, desarrollar el pensamiento lógico o mejorar el lenguaje a través de las adivinanzas, puede ser un reto para los propios maestros y profesores, pues resulta difícil sacar estrategias nuevas que permitan que los niños puedan interesarse por la materia de formas distintas, dinámicas y divertidas.

Por eso hemos creado una actividad para trabajar las adivinanzas de forma totalmente original que encantará a los alumnos de cualquier centro escolar, y se basa en adivinar qué se esconde tras el enunciado de una adivinanza, y averiguar si hemos acertado abriendo huevos de colores, parecidos a los que guardan sorpresas destinadas al público infantil y que están relacionados casi siempre con el mundo del dulce.  

Actividad para trabajar las adivinanzas: materiales

Para preparar la actividad, primero deberás pensar cuáles son las adivinanzas con las cuales trabajarás y plasmarlas en folios, dentro de casilleros bien marcados. Puedes trabajar con los ejemplos que hemos utilizado, o buscar entre los montones de adivinanzas que tienes en esta sección. 

Busca cartulinas de diversos colores y huevos sorpresa de plástico (disponibles en centros comerciales, jugueterías y lugares dedicados a las manualidades) de los mismos colores que las cartulinas o viceversa. Una vez tengas esos materiales, divide las cartulinas en cuartillas más pequeñas y recorta los casilleros de los enunciados pegando cada uno en un color diferente.

Una vez estén preparados los tarjeteros con las adivinanzas, elabora una cuartilla con las respuestas que tenga la ilustración (o un dibujo de la respuesta) y su nombre escrito. Haz esto también en casilleros y colorea cada casilla con el color que tenga la tarjeta de su enunciado. Es decir, que si se trata de una adivinanza cuya respuesta es la manzana, nuestro dibujo deberá estar en una casilla del mismo color que hayamos destinado a su enunciado. Este paso es importante para no equivocarnos a la hora de poner cada respuesta en su huevo correspondiente.

Sigue los pasos del vídeo que hemos elaborado para tenerlo todo bien claro, y recuerda que según el nivel y la destreza de los niños, podrás elaborar adivinanzas más o menos difíciles para que suponga cada vez un mayor reto.

Mecanismo de la actividad

El mecanismo de la actividad es muy sencillo y consiste en que cada niño coja al azar un tarjetero, lea el enunciado de la adivinanza que contenga (o lo haga el profesor según los niños sepan leer o no), diga la respuesta que crea, y busque si ha adivinado o no buscando el huevo sorpresa que tenga el mismo color de la tarjeta que se haya leído. ¡Así de sencillo!

En definitiva, una propuesta diferente y divertida que puede ser muy útil en las clases de lengua de los primeros niveles educativos.

Otras fichas de adivinanzas para descargar