DINOSAURIOS ▷ Origen, nombres, eras e información para niños

Dinosaurios: Nombres e información

los dinosaurios y su origen

Origen de los dinosaurios

Los dinosaurios son algo que entusiasma por igual a grandes y pequeños, y es probable que muchos de nosotros, en consecuencia, hayamos sentido pasión por estos animales del pasado. Y es que no son solo los niños los que sueñan con dinosaurios, sino que también son muchos los adultos que crecen y continúan teniendo esa inquietud y esa intriga en torno a uno de los grupos de animales más misteriosos que habitaron la Tierra.

El término ‘dinosaurio’ proviene de las palabras griegas deino y sauros, que significa ‘terrible’ y ‘lagarto’, es decir, que los dinosaurios fueron reptiles pero no todos los reptiles del mesozoico fueron dinosaurios. Sir Richard Owen inventó el nombre de “dinosaurio” en 1842 para describir a un grupo extinto de reptiles terrestres que vivieron durante el mesozoico, pero fue Gideon Mantell (1790-1852), un médico y paleontólogo inglés, quien descubrió accidentalmente en un bosque los dientes fósiles de un animal cuyo origen no pudo identificar y que respondía a un dinosaurio, aunque fue nombrado como “iguanodón”, como consecuencia del desconocimiento que se tenía sobre la existencia de los dinosaurios.

Los dinosaurios conformaron una gran parte de nuestra historia mundial, y aunque tal vez nunca lleguemos a saber cómo eran, cómo vivían de forma absolutamente exacta o el porqué de su extinción, son muchos los datos de los que disponemos hoy en día y que nos permiten hacernos una muy buena idea de cómo fueron o en cuantas clases se dividieron. Por ejemplo, sabemos que los dinosaurios vivieron en la era triásica, jurásica y cretácica, o que solían medir muchos metros de longitud aunque también había dinosaurios más pequeños.

Algunos hechos surgidos en la época de los dinosaurios nos han dado alguna pista sobre la vida que llevaron estos animales prehistóricos. Las imágenes de dinosaurios, hoy recreadas gracias a los restos fósiles conservados, nos han dado una idea de su tamaño y forma, o de cómo era su alimentación. Ciertamente, muchos otros datos que tenemos sobre los dinosaurios han sido aportados por el mundo de la cultura y de la ficción, gracias, por ejemplo, a películas basadas en estos animales increíbles como Parque Jurásico.

Dinosaurios ordenados por eras

Periodo de evolución de los dinosaurios

Debemos situar a los dinosaurios en el período de la historia de la Tierra conocido como Era mesozoica, que comenzó hace 250 millones de años y terminó hace 65 millones de años. El mesozoico se subdivide a su vez en tres períodos, como veíamos, que son el triásico, el jurásico y el cretácico. A través de los restos fósiles conservados sabemos que los dinosaurios se originaron a mediados del triásico Tardío, tal vez hace unos 230 o 235 millones de años, y siguieron siendo los animales terrestres dominantes durante otros 160 millones de años hasta que se extinguieron al final del cretácico.

Durante los 165 millones de años que vivieron los dinosaurios tuvieron una gran diversificación. Los paleontólogos estiman que debieron existir varios miles de especies de dinosaurios, desafortunadamente, la mayoría de ellos no han dejado rastro o aún no se han descubierto. Hasta la fecha disponemos de menos de mil especies listadas, lo que revela que aún faltarían muchas por descubrir, al menos tres cuartas partes, que podrían ser descubiertas en los próximos 100 años.

Para entender los orígenes de los dinosaurios es necesario entender algunos de los principios básicos de la evolución. Durante mucho tiempo se pensó erróneamente que la evolución era una simple progresión lineal, con la humanidad en la parte superior de la escalera. Esta vieja visión fue reemplazada hace mucho tiempo cuando nuevas evidencias salieron a la luz. Ahora entendemos que la evolución procede de una especie de patrón de ramificación, con especies en una rama dando lugar a otras ramas y así sucesivamente. Es decir, que la evolución avanza a medida que ocurren cambios (mutaciones) en el código genético de un organismo. Al triunfo y adaptación de dichas mutaciones al entorno se le denomina “selección natural”, que es el medio por el cual la gran diversidad de dinosaurios que existieron en la Tierra pudo evolucionar.

Para reconstruir la historia evolutiva de un grupo relacionado de animales, como los dinosaurios, es necesario observar la forma detallada de los huesos, entre otras cosas. Aunque no todas las especies de dinosaurios son iguales, lo cierto es que suelen compartir ciertas similitudes en su estructura ósea.

Datos sobre los dinosaurios para niños

Si hay especies de dinosaurios famosas esa es, sin duda, la del tyrannosaurus rex, una especie que conocemos desde principios del siglo XX gracias al descubrimiento de un fósil perteneciente a la cabeza, descubierto en América del Norte en aquella época y más concretamente en el estado de Montana (EE.UU). Este dinosaurio carnívoro, que vivió en el periodo cretácico, fue uno de los últimos dinosaurios no voladores que hubo en la Tierra antes de la extinción.

El velociraptor es otra de las especies más conocidas que poblaron el cretácico superior. De cabeza pequeña, o más pequeña que la del resto de dinosaurios de su especie,  este dinosauro estaba recubierto por alas y sus patas traseras eran bastante más largas y grandes que las patas delanteras, que casi servían de brazos.

Pero, al margen de estas dos especies, hubo muchos más tipos de dinosaurios desde el periodo triásico, y gracias a las placas óseas y demás restos fósiles que sean ido descubriendo a lo largo de la historia, hoy sabemos que fueron muchos y que vivieron una cantidad de años impresionante, casi difícil de comprender por los humanos. Hubo dinosaurios herbívoros, dinosaurios pacíficos y más violentos, más grandes y pequeños de tamaño…y también sabemos que muchas de nuestras aves modernas, por ejemplo, son descendientes (en mayor o menor grado) de estos increíbles seres. ¿No es fascinante?

Sabemos que caminar con dinosaurios es algo que muchos hemos soñado en algún momento, por lo que te proponemos un viaje a través de todas las especies de dinosaurios que existieron y muchos otros datos emocionantes, para que puedas imaginarte y conocer el pasado como si estuvieras allí. Un recorrido didáctico en torno al estudio de los dinosaurios para niños, ideal para que los más pequeños se familiaricen con esta etapa tan fascinante.

Déjate cautivar por estas criaturas y asómbrate con sus datos más curiosos y novedosos. Permanece actualizado/a a través de esta sección o elabora una guía educativa y de aprendizaje para el aula con todos los datos que te ofrecemos. Puede que nunca sepamos completamente cómo sería caminar entre dinosaurios, pero vamos a intentar que imaginarlo y estudiarlo sea lo más real y emocionante posible. Cuanto más aprendemos sobre estas maravillosas criaturas, más podemos esforzarnos por situarnos y visualizar mejor su mundo, o al menos soñarlo.

Triceratops en el bosque

Teorías sobre la extinción de los dinosaurios

Tradicionalmente se ha hablado de un gran asteroide como una de las causas más probables de la extinción total de los dinosaurios, pero en realidad hoy se sabe que dicho asteroide no terminó de manera radical con ellos, sino que pudo ser el principio de su final.

Se sabe también que el clima de la Tierra comenzó a alterarse por aquel entonces de forma significativa, con erupciones volcánicas e incluso lluvias ácidas. La actividad de los volcanes debió generar montones de sustancias tóxicas a la atmósfera enfriándola, lo que difícilmente hacía viable la vida de seres que no estaban acostumbrados a unas condiciones tan extremas y eran incapaces de aclimatarse al frío. Además, el nivel del mar fue cayendo y las placas tectónicas, en pleno movimiento durante el cretácico, darían el inicio de la formación de los continentes.

Todas estas situaciones, que pudieron ir sucediéndose y superponiéndose, generarían unas condiciones cada vez más exigentes para la vida e hicieron que finalmente los dinosaurios desaparecieran.

Mitos sobre los dinosaurios que deberías conocer

  • No todos los grandes animales prehistóricos eran dinosaurios. Muchos animales existieron durante el mesozoico junto con los dinosaurios. Algunos animales estaban estrechamente relacionados con los dinosaurios, como los pterosaurios. Otros animales, como el dimetrodon, que vivió en la era paleozoica antes de que existieran los dinosaurios, está más relacionado con nosotros que con los propios dinosaurios.
  • No había dinosaurios voladores ni dinosaurios nadadores. Todos los dinosaurios vivían en la tierra, ninguno de ellos vivió en los mares o voló, ni siquiera los ancestros de las aves modernas. Ni los pterosaurios voladores ni los ictiososaurios nadadores eran en realidad dinosaurios, aunque todos estaban estrechamente relacionados.
  • No todos los dinosaurios eran enormes. Había un montón de dinosaurios pequeños y medianos. El dinosaurio más pequeño descubierto hasta ahora es compsognathus, que era del tamaño de un pollo.
  • Las personas no convivieron con los dinosaurios. La única especie que pervive en nuestros días y que convivió con los dinosaurios son las aves, que descienden de los dinosaurios. Aunque la imagen de los humanos que viven en cuevas cazando dinosaurios puede estar reflejada en la ficción, lo cierto es que no es real, pues humanos y dinosaurios pertenecen a etapas del mundo bien alejadas. ¡Los seres humanos no evolucionaron hasta unos 65 millones de años después de la extinción de los dinosaurios!
  • Los dinosaurios no vivieron todos al mismo tiempo. Los dinosaurios vagaron por la Tierra durante unos 165 millones de años, lo que significa que diferentes tipos de dinosaurios existieron en diferentes momentos. Las diferentes especies de dinosaurios evolucionaron durante todos esos millones de años hasta la llegada de su extinción. En el triásico, por ejemplo, los primeros dinosaurios eran pequeños; en el jurásico muchas nuevas especies de dinosaurios evolucionaron a partir de los sobrevivientes del triásico; finalmente, en el cretácico, los dinosaurios alcanzaron el apogeo de su diversidad.
  • No todos los dinosaurios murieron hace 65 millones de años. En realidad, la mayoría de los dinosaurios ya estaban desapareciendo o se habían extinguido mucho antes de la “extinción masiva” ocurrida hace unos 65 millones de años. Los dinosaurios restantes se extinguieron en ese momento, pero muchas especies de aves (que descienden de los dinosaurios) sobrevivieron.
  • Los dinosaurios no fueron ningún fracaso. Varios dinosaurios vivieron alrededor de la Tierra durante unos 165 millones de años. En comparación, las personas solo han existido durante alrededor de un millón de años. En términos de supervivencia a través del tiempo geológico, los dinosaurios fueron animales de larga duración que incluso dejaron descendientes.