QUIÉN INVENTÓ LA BOMBILLA ® Información e historia

La invención de la bombilla: Davy, Swan y Edison

Thomas Edison nació en el año 1847 en Milan, Ohio (EE.UU.) y fue un científico e inventor. Edison patentó, nada más y nada menos, que 1.093 inventos a lo largo de su vida, incluidos el quinetoscopio, el fonógrafo y la bombilla incandescente, el más famoso de todos.

En 1879, después de 1.200 experimentos, Edison hizo una bombilla con filamentos carbonizados de algodón que ardieron durante dos días. Con la ayuda de un socio, Lewis Howard Latimer, la bombilla cambió el mundo y fue uno de los mayores logros de Edison. Las primeras bombillas se instalaron en un barco de vapor y luego en una fábrica de Nueva York.

Cuando Edison murió en octubre de 1931, ciudades enteras ya se encontraban iluminadas por la electricidad. Como homenaje a este genio estadounidense, muchas personas de Estados Unidos bajaron el nivel de sus luces durante un minuto en su honor y en señal de agradecimiento.

 

¿Quién inventó entonces la bombilla?

Debemos la invención de la bombilla al inventor Thomas Alva Edison, que experimentó con miles de filamentos diferentes para encontrar los materiales adecuados para brillar bien y para ser duraderos. Edison, finalmente, produjo una bombilla que podría brillar durante más de 1500 horas, lo que no se había logrado jamás.

La bombilla incandescente revolucionó el mundo por completo, así como la forma de vivir de sus habitantes.

 

El nacimiento de la electricidad

Aunque siempre relacionamos el invento de la luz con Thomas Edison, es preciso aclarar que la primera luz eléctrica se conoció en el año 1800 por Humphry Davy, un científico inglés que, a través de diversos experimentos, dio con lo que conocemos hoy como “batería eléctrica” conectando unos cables a la batería y a una pieza de carbono. Aunque su invención estaba muy lejos de ser algo realista y práctico, sí que proporcionó el ímpetu necesario para crear después la bombilla moderna. La lámpara de Davy funcionó creando una chispa eléctrica intensa entre dos barras de carbón, que estaban conectadas a una batería que él inventó. La forma de luz que Davy desarrolló fue extremadamente brillante, pero no era práctica para su uso en hogares, y el grado de potencia necesario para iluminar la lámpara agotó la batería rápidamente.

Mucho más tarde, alrededor del año 1860, el físico inglés Sir Joseph Wilson Swan (1828-1914) decidió trabajar también en la luz eléctrica, pero en un modelo mucho más práctico y duradero que el de Davy. De este modo, descubrió que un filamento de papel carbón funcionaba bien, pero que también se quemaba rápidamente. Finalmente, en 1878, demostró que podían hacerse nuevas y mejores lámparas eléctricas.

Poquísimo tiempo antes, en 1877, el estadounidense Charles Francis Brush fabricó algunos arcos de carbono para iluminar una plaza pública en Cleveland, Ohio (EE. UU). Estos arcos se usaron en algunas calles, en algunos edificios de oficinas grandes e incluso en algunas tiendas (debemos tener en cuenta que por aquel entonces las luces eléctricas solo las usaban unas pocas personas privilegiadas).

Es decir, que aunque Edison registró una patente en 1879 para sus mejoras realizadas a las tecnologías ya existentes, la historia del desarrollo de la bombilla en realidad comenzó unos setenta años antes de la patente de Edison, a pesar de que sigamos teniendo a Edison como inventor oficial de la bombilla.

Edison continuó mejorando la idea de la bombilla buscando materiales más efectivos para usar en los quemadores, lo que era necesario para evitar que los materiales encendidos se calentaran demasiado. La idea era desarrollar un equilibrio utilizando materiales que se calentasen lo suficiente como para iluminar, pero no demasiado para quemar.

Entonces, aunque Edison no inventó “exactamente” la bombilla, sí la perfeccionó de tal manera que pudiera usarse a gran escala, y por eso se le considera el inventor de la misma de manera oficial. Sin embargo, no debemos olvidar que la invención de la bombilla fue una combinación de múltiples talentos científicos.

 

Otros inventos de Thomas Edison

  • Telégrafo – 1874.
  • Transmisor telefónico – 1876.
  • Fonógrafo – 1877.
  • Bolígrafo eléctrico – 1879.
  • Quinetoscopio – 1889.
  • Muñeca parlante – 1890.
  • Dictáfono (máquina de dictado) – 1907.
  • Batería de almacenamiento – 1909.

Más contenidos