CUENTOS DE HADAS ® Historias infantiles fantasía y magia

Cuentos de hadas para niños

Cuentos fantásticos de hadas

Las historias de hadas relatan un mundo mágico de pequeñas criaturas casi siempre femeninas, que están muy relacionadas con encantamientos y hechizos. Aparecen en la mayoría de los cuentos ya sea como personaje secundario, como es el caso de la Bella Durmiente, o como personaje principal en el caso de Campanilla, un cuento de hadas moderno que deja ver la conexión de las hadas con la naturaleza.

Se considera a las hadas criaturas que ayudan a conservar los bosques, por eso siempre sus casas están cerca de arroyos, montañas y cuevas. Aunque son criaturas muy dulces, también es típico verlas como criaturas malévolas en algunos casos. Sin embargo, en los cuentos de hadas para niños es preferible inclinarse por la dulzura y la fantasía que estas criaturas pueden transmitir.

¿Cómo escribir un cuento de hadas?

Es típico que las hadas aparezcan en comunidad, ya que son seres muy sociales. Su prototipo ya está establecido en la mitología, por ejemplo, las hadas Lamias son semejantes a las sirenas y poseen largos cabellos. Las hadas Ninfas están muy relacionadas con la naturaleza, son protectoras de los ríos, el mar, los océanos, los bosques, los vientos, el aire, el fuego y la tierra. Es por esto que es muy típico ver cuentos infantiles de hadas y duendes para niños muy relacionados unos con otros; y es que, después de todo, la tarea de los duendes y de las hadas es muy parecida.

La moraleja detrás del cuento puede estar relacionada con el cuidado de la naturaleza y la magia de lo sobrenatural. En algunos casos su misión es hacer feliz a los humanos, lo que les ha hecho ganarse también el nombre de “hadas madrinas”.

La narración debe expresar en todo momento misterio y dejar que los niños vuelen con su imaginación. Estas criaturas casi siempre tienen alas y aparecen y desaparecen con mucha rapidez dentro de las diversas historias de hadas que podemos encontrar. En cuanto a los personajes, lo mejor es que se traten de cuentos cortos de hadas con participación de varios personajes ficticios como ogros, trols, gigantes, sirenas, brujas o elfos.

El final de los cuentos de hadas casi siempre es feliz, lo cual suele ser muy beneficioso para los niños. Después de todo, hay un dicho popular que se ha encargado de que así sea y que no es otro que aquel que a veces nos habla de como algo tiene “un final de cuento de hadas”.

Las historias de hadas son también ideales para niños pequeños pre-lectores menores de 5 años, pues es en esa edad donde los niños aún no distinguen la realidad de la fantasía, lo que les ayuda todavía más a soñar. Sin embargo, no son solo para niños porque… ¿qué adulto no disfruta con la magia que nos regalan los cuentos infantiles de hadas y duendes?

La verdad es que no existe edad para disfrutar de estos cuentos.