BIOGRAFÍAS CORTAS | Martín Lutero : Filósofo y teólogo alemán

Martín Lutero

Martín Lutero

Filósofo y teólogo alemán

 

  • Martín Lutero fue un filósofo y teólogo alemán que inició una doctrina teológica y cultural llamada ‘luteranismo’, la cual cambió la visión religiosa del mundo entero.
  • Nació en el año 1483 en el Sacro Imperio Romano Germánico (que fue disuelto unos siglos después) y fue bautizado al día siguiente del día de San Martín de Tours, razón por la que se le dio su nombre de pila, aunque en realidad su nombre comenzaría siendo ‘Martin Luder’. Tuvo muchos hermanos y hermanas de los cuales se sabe muy poco, aunque sí se sabe que tuvo un hermano con una relación cercana llamado Jacob.
  • Con un espíritu ambicioso, Lutero ingresó a los 17 años en la Universidad de Erfurt, donde se le conocía como ‘el filósofo’. Sin embargo, no le gustó mucho su experiencia allí, lugar al que consideró como “una casa de pecados”.
  • Los padres de Lutero querían que él se convirtiera en abogado y lo cierto es que él aceptó sin rechistar, pero solo durante un breve tiempo, pues abandonó la carrera casi de inmediato por considerar el Derecho como una gran fuente de incertidumbre.
  • Existe una anécdota durante la juventud de Martin Lutero que hizo que cambiara su vida para siempre. En 1505, mientras regresaba a casa a caballo, un rayo cayó muy cerca de él dejándolo sorprendido y aterrado. Tras esta experiencia comenzó a tener miedo al castigo divino y dijo: “¡Ayuda, Santa Ana, me convertiré en monje!”
  • Durante su vida inicial como monje, lo único que hacía era rezar, ayunar y confesarse, y no fue sino hasta 1507 cuando pasó a ser sacerdote, enseñando Teología en la Universidad de Wittenberg unos años después. Durante esta época también aprendió hebreo y griego para realizar sus propias traducciones de la Biblia de forma más precisa.
  • Lutero criticó fuertemente el pago de ‘indulgencias’ que realizaba el catolicismo en la época. Las indulgencias fueron un método que usó la iglesia para obtener algo de dinero diciéndole a sus fieles que, si querían que Dios perdonara sus pecados, debían dar cierta cantidad de dinero a la iglesia en forma de donativo. Sin embargo, aunque muy extendida, Lutero veía con muy malos ojos esta práctica, pensando que la iglesia había perdido mucho de su valor y respeto con ella.
  • Esto último fue de gran relevancia, porque fue entonces cuando Lutero cambió las cosas al publicar su Cuestionamiento al poder y eficacia de las indulgencias, que fueron nada más y nada menos que 95 tesis exponiendo su punto de vista y haciendo uso de la imprenta, la cual era nueva en la época.
  • A la iglesia no le gustó esto, y Lutero solía decir que no había autoridad dentro del templo (ni siquiera el Papa) que le pudiera decir lo contrario, pues el único que era capaz de juzgarlo era Dios. Fue por eso por lo que la iglesia le excomulgó finalmente, considerándolo un hereje y obligándole a vivir a escondidas.
  • Una vez sucedido esto, Martín Lutero creó la primera iglesia protestante, imprimiendo su propia versión de la Biblia en el año 1521.
  • Además de esto, Lutero criticó muchas de las ideas y visiones que había tenido la iglesia a lo largo de la Edad Media, como la existencia del Purgatorio o la de que un sacerdote no se pudiera casar. Él mismo llegó a casarse con una ex monja que se había pasado al luteranismo (como se llamó desde entonces al protestantismo), el movimiento que él mismo inició.
  • En resumen, lo que Martin Lutero hizo fue crear otra rama de la iglesia, la llamada “iglesia protestante”, una que tuviera la consciencia de que Dios era el único padre y en la que ningún hombre pudiera pretender la divinidad por medio de ningún camino. Hoy en día, la religión protestante, es una de las comunidades más extendidas del mundo.
  • Martín Lutero fallecería, finalmente, el 18 de febrero del año 1546 en Eisleben (Alemania) tras muchos años de dolores y sin superar la muerte de su hija Magdalena en 1542, pero habiendo triunfado en su idea de una iglesia y corriente nueva del cristianismo. Poco después su cuerpo fue trasladado al Castillo de Wittenberg, donde permanece a día de hoy.

Martín Lutero


Más contenidos


Publicidad

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *