Cómo hacer unos GUSANOS BAILARINES terroríficos

Gusanos bailarines terroríficos

Gusanos bailarines terroríficos

Este es un experimento muy divertido en el que se pueden usar gusanos de golosina y hacer como si cobraran vida. ¡Es alucinante!

A los peques les encantará dar vida a los gusanos de goma con esta simple reacción química en la que debemos usar bicarbonato de sodio y vinagre, los mismos ingredientes que alimentan el famoso proyecto de ciencias del volcán. Esta idea es muy sencilla para los niños y consiste en crear burbujas de dióxido de carbono en los gusanos dulces. ¡Las burbujas flotantes hacen que las deliciosas criaturas se retuerzan y y se muevan como si estuvieran vivas!

 

Materiales que necesitaremos

  • Cucharas medidoras.
  • Gusanos de goma.
  • Tijeras de manualidades o tijeras de cocina.
  • Bicarbonato de sodio.
  • Vinagre

 

Pasos para llevar a cabo el experimento

  • Para evitar la frustración, ayuda a los niños pequeños a cortar las lombrices o gusanos en tiras largas y delgadas, si es que no tienen un formato pequeño ya previamente. Si los gusanos de goma son demasiado largos se recomienda hacer al menos cuatro partes para conseguir mejores resultados.
  • Algunos gusanos de goma funcionan mejor que otros para este experimento. Si los suyos no se mueven bien prueba a agregar una cucharadita de bicarbonato de sodio directamente a los gusanos y al vinagre al final del experimento para crear más burbujas.
  • Procura hacer gusanos de goma muy finos cortando a cada uno en varias tiras largas. Corta cada gusano longitudinalmente al menos cuatro veces (dependiendo del grosor de la golosina). Cuanto más delgados hagas tus gusanos mejor funcionarán en el experimento.
  • Junto a los peques, mide y mezcla 3 cucharadas de bicarbonato de sodio en una taza de agua tibia y revuelve bien.
  • Coloca los gusanos de goma finos en la taza con la solución de bicarbonato de sodio, revuelve y déjalos en remojo durante 15 o 20 minutos.
  • Mientras los gusanos se remojan bien en el agua con bicarbonato, llena un vaso o frasco transparente con vinagre.
  • Una vez hecho esto, y cuando hayan transcurrido unos 20 minutos, pídele a los niños que pesquen los gusanos de goma de la solución de bicarbonato de sodio con un tenedor y colócalos en el vaso de vinagre para que se muevan.

 

¿Qué ha pasado?

En este experimento podemos observar como los gusanos de goma flotan y se mueven a medida que el vinagre (ácido acético) reacciona en el recipiente con el bicarbonato de sodio en el que se han empapado. La reacción química forma burbujas de gas de dióxido de carbono que flotan hacia la superficie desplazando hacia fuera a los gusanos con y haciendo que se retuerzan y se muevan hasta que la reacción química se detiene.

Una vez conseguido el reto, podéis probar con otro tipo de golosinas dulces para ver si se hunden o flotan. ¿Alguna de ellas se vuelve burbujeante cuando la echas en vinagre? ¿Se mueven como los gusanos? Ahora probad poniendo un caramelo de color en un plato poco profundo con leche. ¿El color permanece en el dulce o pasa a la leche?

Experimentar, probar y observar es el verdadero objetivo de la ciencia y de los experimentos. ¡No te desanimes y comprueba todo lo que puede pasar a tu alrededor con unos simples ingredientes!

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *