EL HÉROE TESEO | Historias y mitología para niños

El héroe Teseo

El héroe Teseo

Fue levantando una roca cuando Teseo, nieto del rey de Trecén, demostró por primera vez que era un héroe. Teseo tenía dieciséis años en ese momento.

Había sido criado por su abuelo y por su madre, la princesa Etra. Un día, la princesa llamó a Teseo a su lado. Aquel día Etra confesó a su hijo que su padre era un dios poderoso y que le había planteado un difícil desafío. Aquella fue una noticia muy emocionante para Teseo, pues siempre había tenido la sensación de que su padre debía ser alguien importante. Pero Etra no reveló a Teseo la identidad de su padre, pues debía enfrentarse al desafío primero.

Años atrás el rey había levantado una piedra poderosa y debajo había colocado algo para que su hijo lo encontrara, si era capaz de levantar el peso llegado el momento.

Etra guió a Teseo hasta un claro del bosque, en medio del cual había una roca. Según el mito, Teseo procedió a levantar la piedra con facilidad, aunque no se sabe si por su fuerza o por su ingenio.

 

El camino a la aventura

Debajo de la piedra, Teseo encontró ciertas fichas dejadas por su padre, lo que permitió que Etra le revelara finalmente el nombre, que no era otro que el rey Egeo de Atenas.  Impulsado por un sentido de destino heroico, Teseo se dispuso a reunirse con su padre, pues jamás había tenido la oportunidad de conocerlo.

Decidió viajar a Atenas por tierra, aunque su madre prefería para él una ruta más segura por mar. Tanto fue así que la ruta terrestre demostró estar infestada por un número inusual de villanos y ladrones, confirmándose los temores de su madre.

Cuando por fin Teseo llegó a Atenas para encontrarse con su padre, el rey Egeo, el encuentro estuvo lejos de ser perfecto. Teseo no reveló su identidad al principio, pero fue aclamado como un héroe por los atenienses al conseguir librarse de los malhechores del camino. En honor a sus hazañas, fue invitado al palacio de Egeo para un banquete.

Allí Teseo tendría la oportunidad de conocer a la anfitriona y nueva esposa de su padre, Medea, la misma Medea que había ayudado a Jasón en la búsqueda del Vellocino de oro.

Una vez llegado, Medea observó a Teseo y advirtió de su amenaza, pues su presencia ponía en riesgo el acceso de su propio hijo al trono de Atenas en el futuro. En consecuencia, Medea persuadió al rey para que sirviera vino envenenado a Teseo durante el banquete. Sin embargo el plan no funcionó, pues Teseo decidió confirmar su identidad durante la cena, y la sorpresa de Egeo hizo que la copa envenenada se derramara sin llegar siquiera a las manos de Teseo.

Una vez descubierto, Medea salió escapando en un carro tirado por dragones.

Algunos escritores de la época clásica consideraban que Teseo en realidad fue una figura histórica y no mitológica. Pero, histórico o no, lo que sí está claro es que Teseo fue un héroe nacional de Atenas, famoso por su sentido de la justicia y su defensa de los oprimidos.

1 Comentario

  1. santiagoossa

    hola muchas gracias por el cuento estaba muy lindo gracias chao saludes de antonia f.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *